Estrategias para crear una empresa de repostería profesional desde casa



Si has llegado a esta entrada asumo que por tu cabeza ha pasado la idea de empezar un negocio de repostería por tus propios medios o tal vez ya tengas uno y quieras leer algunos tips que capaz no conoces aun.


Con esta entrada no pretendo recopilar toda la información existente acerca del tema, pero pretendo brindarte información que sea de calidad y que están basadas en mis conocimientos acerca del tema.

De seguro has leído sobre casos de empresas grandes que empezaron desde el garaje de su casa o en un pequeño rincón de la misma. Puede que la historia de esta transición de empresa pequeña y casi desconocida a súper empresa parezca rápida y fácil de hacer pero te garantizo que no es así en ninguno de los casos y lo que si vas a observar en todas ellas en una capacidad de organización y de persistencia que te harán falta en todos y cada uno de los procesos que vas a empezar a vivir (o que tal vez ya estás viviendo) para crear tu propia empresa desde casa.

Porque lo creas o no te sobran las opciones para empezar!

Sé que debes estar pensando que dejarlo todo y empezar a trabajar en tu sueño es casi imposible, pero te tengo excelentes noticias! No lo es, y dependiendo de tu situación personal podrías intentar alguna de estas 3 opciones que te presento para empezar a darle forma a tu negocio propio:

  • Podrías seguir con tu trabajo actual y poco a poco ir perfeccionando tus dotes culinarios. Con esto me refiero a que podrías empezar los fines de semana y tus tiempos libres a probar recetas nuevas o crear tus propias recetas. Podrías experimentar con nuevos sabores y recetas tradicionales que creas les puedan interesar a tus futuros clientes.

Usa a tus amigos, familiares y conocidos como conejillos de india, lleva tus creaciones a reuniones o al trabajo y escucha que opinan las personas sobre el mismo. Este podría ser el paso inicial para empezar a generar tus primeros pedidos. Afortunadamente tu círculo primario estará encantado de probar tus delicias y hasta pueda que te conviertas en la repostera asignada de todos sus eventos. Recuerda que también debes invertir dinero y tiempo en tus conocimientos, por lo que te recomiendo que busques cursos de repostería que puedas hacer y que te puedas costear tu misma. Tu trabajo principal puede convertirse en la fuente financiera de tus sueños y de nuevos y valiosos conocimientos.

Si tienes muchas deudas y no crees tener dinero para pagar por cursos adivina ¿qué? Estamos en la era del conocimiento! Y eso significa que hay un montón de recursos gratuitos en internet que te pueden favorecer y ayudar a mejorar tus habilidades. Si estás en Colombia el SENA tiene muchos cursos online y gratuitos dedicados a la culinaria que son geniales y que te brindaran información super valiosa! Apenas llegué a Colombia aproveché esta plataforma para hacer varios de sus cursos y no me arrepiento!

  • La segunda opción que te traigo es que tal vez puedas trabajar para alguien más como practicante es decir gratuitamente. Las ventajas de esta opción es que no gastas dinero en materiales y estás aprendiendo de la mano de alguien que sabe mucho y que te puede enseñar.
  • La tercera opción es la que yo apliqué. Cuando llegué a Colombia no tenía trabajo ni mucho que perder así que me lancé al vacío y empecé mi propio negocio vendiendo tortas, cupcakes y galletas temáticas a domicilio. Tal vez tu tengas la vena del emprendimiento activada y decidas lanzarte a la aventura. Para ello es importante que cuentes con algunos ahorros para comprar ingredientes y uno que otro utensilio básico para iniciar tu trabajo.

Consideraciones importantes: las razones para empezar ya con tu propio negocio!

Debes tener claro que deseas ofrecer, así que voy a asumir que ya probaste las recetas iniciales y que tienes una gama de productos establecidos o que decidiste ofrecer únicamente alguno de ellos o un servicio especifico como realizar mesa de postres y Candy bar o cupcakes.
Sea cual sea tu opción debes garantizarte a ti misma y a los demás que posees un producto diferenciador y de excelente calidad.

 Diferenciarse te hará exitosa

Puede que tu servicio no solo ofrezca hacer la torta y la mesa de postre sino alquilar los equipos para el montaje y realizar el montaje tú misma. O que seas capaz de personalizarlo absolutamente todo según los requerimientos de tu cliente.  Debes tener en claro cuál es el plus que ofreces y que hará que tus clientes te escojan a ti y no a otro, pues es esto lo que hará que tu servicio sea único en inigualable.


No siempre puedes trabajar gratuitamente


Está genial que inicies tus pruebas experimentales haciendo postres gratuitos, pero una vez consigas tú primer pedido debes pensar en empezar a cobrar por tu trabajo. Puede que aquí surja la pregunta de cuánto cobro, esto será un tema que trataré más adelante con un paso a paso de cómo calcular los precios de todo lo que vendas, pero mientras tanto te aconsejo hacer la tarea siguiente: busca las recetas básicas que te acompañarán inicialmente en tu negocio y guarda las facturas de los ingredientes que compres para elaborarlas. 

Deberás hacer una regla de tres para determinar cuánto te cuesta cada cantidad de ingredientes que uses en cada receta basándote en el costo del kilo de cada ingrediente que compraste y sumar esos montos para que puedas saber cuánto te cuesta en dinero elaborar una torta de 10 o de 60 porciones. Basado en eso puedes hacerte una idea de tus costos básicos y agregarle una ganancia inicial por mano de obra y por gasto de luz y agua. Este no es el único método pero es el que puedes usar inicialmente para no perder dinero. También puedes acércate a tu panadería de barrio y preguntar el costo de sus productos para que hagas un comparativo inicial de sus precios con los tuyos. Esto solo te ayudará a hacerte una idea vaga de cuánto debes cobrar como mínimo, porque recuerda que las panaderías en su mayoría basan su producción en cantidad y no en calidad y eso significa que compran ingredientes al por mayor y los más económicos para maximizar sus ganancias. Esto no lo puedes hacer tú, porque la idea es que ofrezcas calidad y excelencia y que te hagas una idea de cuánto es tu producción mensualmente para que no pierdas dinero y productos recuerda que son perecederos.

No debes hacer de todo

Puede que al principio sea difícil decidir a que te quieres dedicar específicamente, pero empieza a pensar en lo que realmente disfrutas hacer y dedícate exclusivamente a eso. Intentar abarcar todas las opciones del mercado solo te traerá cansancio y dolores de cabeza. Cuando yo empecé me dediqué a elaborar productos temáticos con fondant, por lo que ofrecía galletas, cupcakes y tortas decoradas según la temática del evento y a la medida de mi cliente.

No te sientas mal por decirle que no a un pedido, si no es tu nicho y no te gusta sencillamente no lo hagas, hay clientes para todo y tú debes hacer lo que te gusta y sabes hacer.

Para divertirte y realizar tus sueños debes estar organizada

Aquí viene la parte en que muchos fracasan porque les parece difícil y tedioso. Debes elaborar un plan de negocios y puede llegar a ser muy placentero si realmente te lo propones. Debes recordar que se trata de tu sueño, de lo que siempre has querido hacer, así que necesitas elaborar una estrategia que te acompañe en cada paso que des y que te ayude a lograr el éxito. Recuerda que hay muchas empresas que no logran pasar de los 2 años de su creación y es precisamente porque no tienen una estrategia que les permita saber hacia dónde ir y que decisiones de negocio tomar, así que este paso es fundamental.

Hay un millón de recursos en internet para elaborar este paso así que te recomiendo que te pongas manos a la obra. Más adelante desarrollaré este punto en el blog y haré una guía para ti.

Estrategias digitales: el aliado ideal para tu negocio desde casa.

Debes darte a conocer y el primer paso que debes hacer es abarcar tu circulo primario, es decir, amigos conocidos y familiares deben conocer tu negocio y de seguro querrán contratarte, una vez logres este paso procura que te recomienden y que puedas lograr contratos con sus conocidos, amigos y familiares que no pertenezcan a tu círculo cercano. Esa es la estrategia inicial, pero no es la única, si solo te quedas acá no vas a lograr mantener un flujo constante de dinero y tu negocio nunca va a despegar. Así que otra de las estrategias que debes usar son las herramientas que internet tiene disponible para ti.


Para ello te recomiendo que estudies las redes sociales y veas cuáles pueden resultarte más útiles. A mi parecer Instagram, Snapchat y Facebook son las redes que mejor van para un negocio de repostería, pero no son los únicos y de seguro conoces otras que te resulten realmente útiles también.
No dudes en crearte un perfil en ellas y empezar a compartir fotos de lo que haces y de estrategias de descuentos y promociones para fechas especiales como navidad y Halloween.

Además de esto te recomiendo tener un sitio web propio que les permita a tus clientes sentir más confianza en tu marca. Recuerda que no tienes una tienda física así que debes garantizar que las personas puedan encontrarte y saber de ti y tu trabajo y que de alguna forma te vuelvas tangible para ellos. Un sitio web es la herramienta ideal para que tus clientes sientan que existes. Hay varios sitios en los que puedes crear tu página web de manera gratuita.

Crea un blog y empieza a generar comunidad


Considero que un blog es una estrategia que puede acompañar a tu negocio y darte a conocer. Hay muchas personas que tienen los mismos intereses que tú y las mismas dudas que tú.
Crea un espacio en el que compartas tus experiencias. Tal vez puede ser un blog en el que retrates tus experimentos culinarios o hables sobre herramientas para elaborar mejores postres, sea lo que sea, el conseguir personas que se interesen por ti y por lo que haces te ayudará a expandir tu número de clientes potenciales y futuros.

 Y por si  no te has terminado de convencer

Te dejo algunas de las cosas que me permite a mí el trabajar desde casa haciendo lo que más me gusta y  me hace feliz, con el fin de que vos también te animes a intentarlo.
  • Eres tu propio jefe tienes tus propias metas semanales por lo que no te vas a aburrir nunca.
  • Tú casa tus reglas: tú determinas tus horarios y tus métodos de trabajo, estableces tus propias reglas y se las comunicas a tus clientes. Eres 100% el creador de las reglas de juego y planteas las estrategias de venta a tu conveniencia.
  • Esta vez te harás fan del “siempre hay algo que hacer”: porque te ayudará a explotar tu creatividad y mantenerla al 100% puesto que siempre estarás pensando cómo mejorar tu negocio con nuevas acciones.
  • Manejas tu propia agenda y la adaptas a tus compromisos personales, puedes tener tiempo para ti, para los tuyos y para lo que te guste hacer.
  • Trabajas a tu ritmo, aceptas realizar los proyectos que te gustan y te retan a ser mejor.
  • Puedes manejar una imagen que se parezca más a ti, más cercana, más divertida, más agradable para ti y tus clientes y eso lo puedes reflejar en tu negocio y hacerlo parte de tus valores empresariales.
  • Puedes explorar nuevos nichos o técnicas y determinar el grado de inversión que pones en ellos. Si te equivocas no será una catástrofe mundial y de seguro o aprenderás una lección o ganarás más clientes y dinero.
  • Puedes vivir de tu hobby: una vez leí que si trabajabas en lo que realmente te gusta no puedes llamarlo trabajo, y creo que es cierto. Eso no significa que no te vayas a cansar y requieras vacaciones de vez en cuando, ¡recuerda que somos humanos! Pero significa que tienes entre manos un negocio en el que crees y que te inspira a ir cada vez más lejos y a ser mejor. Esto significa que te levantas feliz de que el lunes sea el lunes!


Espero que te haya sido útil esta información, recuerda que puedes compartirla en tus redes sociales!
Back to Top